lunes, 31 de julio de 2017

MANOWAR




Banda estadounidense de heavy metal formada el año 1980 en Auburn (Nueva York) e integrada por Joey DeMaio (nacido el 6-3-1954 en Auburn, Nueva York, bajo, teclados); Eric Adams (nacido Louis Marullo el 12-7-1952 en Auburn, Nueva York, voz); Karl Kennedy (nacido Carl Canedy en Scranton, Pensilvania, batería, 1980); Ross the Boss (nacido Ross Friedman, aka Ross Funicello, el 3-1-1954 en el Bronx, Nueva York, guitarra, 1980-1988); Donnie Hamzik ​​(nacido en Binghamton, Nueva York, batería, 1982-1983, 2010-presente); Scott Columbus (nacido el 10-11-1956 en Fair Haven, Nueva York y fallecido el 4-4-2011, tambores, 1983-1989, 1995-2010); David Shankle (nacido el 7-3-1967 en US, guitarra, 1988-1994); Rhino (nacido Kenny Earl Edwards el 24-12-1964 en US, batería, 1989-1995); Karl Logan (nacido Karl Mojaleski el 28-4-1965 en US, guitarra, teclados, 1994-presente).

La rudeza que caracterizó a la banda Manowar desde un principio fue una de las características que le quisieron imprimir sus fundadores, el ex Dictators y Shakin Street, Ross the Boss (guitarra) y el ex roadie de Black Sabbath, Joey DeMaio (bajo), quienes bajo el lema “Muerte al falso metal”, iniciaron su carrera  junto a Eric Adams (voz) y Donny Hamzik (batería), conformando un grupo que alimentaba una postura cruda, agresiva y contraria al rock clásico. Con una imagen recargada de cueros y pieles de animales, y una música basada en la crudeza de unos agresivos riffs, las letras no podían hablar de otra cosa que no fueran peleas, violencia y muerte. Con este argumento debutaron en 1982 con el álbum Battle hymns, una sangrienta y revolucionada combinación entre Ted Nugent y Black Sabbath, de donde se destaca la notable versión del clásico ‘William Tell overture’, tocado como un solo de bajo eléctrico. Sin embargo, este primer álbum no logró convencer al mercado y sólo vendió pobremente, además de ser catalogados por la prensa como una absurda broma, lo que confluye para que fueran despedidos de Liberty Records en 1982. El siguiente destino sería la compañía independiente Megaforce, la que los contrató para editar un nuevo disco. La firma del contrato con la nueva compañía la hicieron con su propia sangre, donde cortaban sus venas en una especie de rito ceremonial. De esta manera demostraron que su discurso iba de acuerdo a sus acciones, avisándole al mundo que eran unos tipos de temer. 


Con un nuevo baterista en sus filas (Scott Columbus reemplazó a Donny Hamzik), el nuevo álbum, llamado Into glory ride, resultó ser una extrema colección de clásicos del heavy metal, consiguiendo una leal y creciente masa de seguidores que los comenzaron a erigir como una banda de culto. Sin embargo, las giras por el Reino Unido de 1983 y 1984 no atrajeron mayormente al público, lo que sí sucedió cuando actuaron en el resto de Europa. El álbum Sign of the hammer, lanzado en 1985, presentaba un muy buen trabajo de guitarras de Ross the Boss y contenía las composiciones más accesibles que hasta la fecha han compuesto, incluyendo la clásica ‘All men play on 10’, pero igual no logró convencer al mercado y falló comercialmente. 



Dos años después, y luego de re-pensar los rumbos que debían seguir, atacan con su cuarto álbum Fighting the world, donde Boss y compañía incorporan a su composición elementos de las música de Kiss y Judas Priest (dos bandas que sí lograban vender muchos discos), pero de todas maneras no pudieron convencer al mainstream ni ganar nuevos seguidores. Lo que sí ganaron fue su entrada al Libro de los Récords de Guinness por tocar en vivo a más de 160 decibelios.



Un nuevo intento vino en 1988 con Kings of metal, su quinto álbum, pero con idénticos resultados comerciales, lo que vino a desilusionar a Ross The Boss, quien renuncia a fines de 1988. En su reemplazo ingresa el guitarrista Death Dealer (nacido David Shankle), tratando de alargar la incierta, pero siempre combativa y sangrienta, idea original de Manowar. A comienzos de los ’90 renuncia el baterista Scott Columbus, siendo reemplazado por Rhino, con quien la banda trata de iniciar una nueva etapa editando el álbum de 1992 The triumph of steel. Al igual que los anteriores, éste y los siguientes álbumes que hicieron en los noventa (Louder than hell (1996) y Hell on stage live (1999), sólo sirvieron para mantener su fiel pero reducida legión de seguidores. 

Las versiones remasterizadas de todo el catálogo de Manowar, comenzaron a aparecer en junio del 2000 con su primer disco Battle hymns y también la edición en formato vídeo del álbum en vivo. En 2001 editan el vídeo "Hell on earth part I". Se tiene que esperar hasta el 2002 para que el conjunto realizara un nuevo trabajo con canciones inéditas. El álbum Warriors of the world devuelve a Manowar a los himnos épicos y temáticas de guerreros. El grupo aprovecha la próxima gira mundial para trabajar en diversos lanzamientos en vivo. El primero sale en ese mismo año bajo el nombre "Fire and blood: Hell on earth part II" y un segundo, "Hell on earth part III" en diciembre de 2003. Como si esto fuera poco, una cuarta entrega de los "Hell on earth" se entrega en 2005 y en el 2006, un registro de la participación de Manowar en un festival de verano llamado "Live on Earthshaker Fest 2005". 



El 26 de febrero de 2007  se pone a la venta el nuevo álbum de Manowar con el título Gods of war, que es anticipado con el EP "Sons of Odin". Este álbum será el primero de una trilogía dedicada a la mitología nórdica. Los siguientes lanzamientos de la banda, hasta el año 2014, serán  los álbumes: Battle hymns MMXI (2010), The lord of steel (2012) y Kings of metal MMXIV (2014).

DISCOGRAFÍA seleccionada,

ÁLBUMES:






Fuente: rateyourmusic.com/rockaxis.com
Fotografía: inforock.net
Carátulas discos: lastfm.es/rateyourmusic.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario