lunes, 31 de julio de 2017

MANOWAR




Banda estadounidense de heavy metal formada el año 1980 en Auburn (Nueva York) e integrada por Joey DeMaio (nacido el 6-3-1954 en Auburn, Nueva York, bajo, teclados); Eric Adams (nacido Louis Marullo el 12-7-1952 en Auburn, Nueva York, voz); Karl Kennedy (nacido Carl Canedy en Scranton, Pensilvania, batería, 1980); Ross the Boss (nacido Ross Friedman, aka Ross Funicello, el 3-1-1954 en el Bronx, Nueva York, guitarra, 1980-1988); Donnie Hamzik ​​(nacido en Binghamton, Nueva York, batería, 1982-1983, 2010-presente); Scott Columbus (nacido el 10-11-1956 en Fair Haven, Nueva York y fallecido el 4-4-2011, tambores, 1983-1989, 1995-2010); David Shankle (nacido el 7-3-1967 en US, guitarra, 1988-1994); Rhino (nacido Kenny Earl Edwards el 24-12-1964 en US, batería, 1989-1995); Karl Logan (nacido Karl Mojaleski el 28-4-1965 en US, guitarra, teclados, 1994-presente).

La rudeza que caracterizó a la banda Manowar desde un principio fue una de las características que le quisieron imprimir sus fundadores, el ex Dictators y Shakin Street, Ross the Boss (guitarra) y el ex roadie de Black Sabbath, Joey DeMaio (bajo), quienes bajo el lema “Muerte al falso metal”, iniciaron su carrera  junto a Eric Adams (voz) y Donny Hamzik (batería), conformando un grupo que alimentaba una postura cruda, agresiva y contraria al rock clásico. Con una imagen recargada de cueros y pieles de animales, y una música basada en la crudeza de unos agresivos riffs, las letras no podían hablar de otra cosa que no fueran peleas, violencia y muerte. Con este argumento debutaron en 1982 con el álbum Battle hymns, una sangrienta y revolucionada combinación entre Ted Nugent y Black Sabbath, de donde se destaca la notable versión del clásico ‘William Tell overture’, tocado como un solo de bajo eléctrico. Sin embargo, este primer álbum no logró convencer al mercado y sólo vendió pobremente, además de ser catalogados por la prensa como una absurda broma, lo que confluye para que fueran despedidos de Liberty Records en 1982. El siguiente destino sería la compañía independiente Megaforce, la que los contrató para editar un nuevo disco. La firma del contrato con la nueva compañía la hicieron con su propia sangre, donde cortaban sus venas en una especie de rito ceremonial. De esta manera demostraron que su discurso iba de acuerdo a sus acciones, avisándole al mundo que eran unos tipos de temer. 


Con un nuevo baterista en sus filas (Scott Columbus reemplazó a Donny Hamzik), el nuevo álbum, llamado Into glory ride, resultó ser una extrema colección de clásicos del heavy metal, consiguiendo una leal y creciente masa de seguidores que los comenzaron a erigir como una banda de culto. Sin embargo, las giras por el Reino Unido de 1983 y 1984 no atrajeron mayormente al público, lo que sí sucedió cuando actuaron en el resto de Europa. El álbum Sign of the hammer, lanzado en 1985, presentaba un muy buen trabajo de guitarras de Ross the Boss y contenía las composiciones más accesibles que hasta la fecha han compuesto, incluyendo la clásica ‘All men play on 10’, pero igual no logró convencer al mercado y falló comercialmente. 



Dos años después, y luego de re-pensar los rumbos que debían seguir, atacan con su cuarto álbum Fighting the world, donde Boss y compañía incorporan a su composición elementos de las música de Kiss y Judas Priest (dos bandas que sí lograban vender muchos discos), pero de todas maneras no pudieron convencer al mainstream ni ganar nuevos seguidores. Lo que sí ganaron fue su entrada al Libro de los Récords de Guinness por tocar en vivo a más de 160 decibelios.



Un nuevo intento vino en 1988 con Kings of metal, su quinto álbum, pero con idénticos resultados comerciales, lo que vino a desilusionar a Ross The Boss, quien renuncia a fines de 1988. En su reemplazo ingresa el guitarrista Death Dealer (nacido David Shankle), tratando de alargar la incierta, pero siempre combativa y sangrienta, idea original de Manowar. A comienzos de los ’90 renuncia el baterista Scott Columbus, siendo reemplazado por Rhino, con quien la banda trata de iniciar una nueva etapa editando el álbum de 1992 The triumph of steel. Al igual que los anteriores, éste y los siguientes álbumes que hicieron en los noventa (Louder than hell (1996) y Hell on stage live (1999), sólo sirvieron para mantener su fiel pero reducida legión de seguidores. 

Las versiones remasterizadas de todo el catálogo de Manowar, comenzaron a aparecer en junio del 2000 con su primer disco Battle hymns y también la edición en formato vídeo del álbum en vivo. En 2001 editan el vídeo "Hell on earth part I". Se tiene que esperar hasta el 2002 para que el conjunto realizara un nuevo trabajo con canciones inéditas. El álbum Warriors of the world devuelve a Manowar a los himnos épicos y temáticas de guerreros. El grupo aprovecha la próxima gira mundial para trabajar en diversos lanzamientos en vivo. El primero sale en ese mismo año bajo el nombre "Fire and blood: Hell on earth part II" y un segundo, "Hell on earth part III" en diciembre de 2003. Como si esto fuera poco, una cuarta entrega de los "Hell on earth" se entrega en 2005 y en el 2006, un registro de la participación de Manowar en un festival de verano llamado "Live on Earthshaker Fest 2005". 



El 26 de febrero de 2007  se pone a la venta el nuevo álbum de Manowar con el título Gods of war, que es anticipado con el EP "Sons of Odin". Este álbum será el primero de una trilogía dedicada a la mitología nórdica. Los siguientes lanzamientos de la banda, hasta el año 2014, serán  los álbumes: Battle hymns MMXI (2010), The lord of steel (2012) y Kings of metal MMXIV (2014).

DISCOGRAFÍA seleccionada,

ÁLBUMES:






Fuente: rateyourmusic.com/rockaxis.com
Fotografía: inforock.net
Carátulas discos: lastfm.es/rateyourmusic.com

domingo, 30 de julio de 2017

SLAYER


Banda estadounidense de thrash metal formada el año 1981 en Huntington Park (California) e integrada por Kerry King (nacido Kerry Ray King el 3-6-1964 en Los Ángeles, California, guitarra); Tom Araya (nacido Tomás Enrique Araya el 6-6-1961 en Viña del Mar, Chile,voz y bajo); Jeff Hanneman (nacido Jeffrey John Hanneman el 31-1-1964 en Oakland, California y fallecido el 2-5-2013, guitarra, 1981-2013); Dave Lombardo (nacido David Lombardo el 16-2-1965 en La Habana, Cuba, batería, 1982-86, 1987-92, 2001-13); Tony Scaglione (batería, 1986); Paul Bostaph (nacido Paul Steven Bostaph el 6-3-1964 en San Francisco, California, batería, 1992-1996, 1997-2001, 2013-presente); Jon Dette (nacido el 19-4-1970, batería, 1996-1997)

Sin lugar a dudas, Slayer es una de las bandas más importantes, influyentes y extremas dentro de la escena thrash metal en el mundo. Su época de mayor esplendor duró hasta principios de los 90', siendo verdaderos reyes en los 80', a través de un estilo único en su especie, donde las guitarras escupían sangre y la batería acelera el pulso cardiaco. La voz del chileno Tom Araya también poseía un sello propio, caracterizado con matices limpios, guturales y poderosos. Por otro lado, las letras graficaban muy bien el concepto de la muerte, guerras, asesinos en serie y los más nefastos horrores del infierno. Sus inicios se remontan a 1981 cuando se unen los guitarristas Kerry King y Jeff Hanneman, quienes reclutan a Tom Araya como bajista y vocalista junto a Dave Lombardo en la batería. En un principio, la banda comenzó tocando covers de Judas Priest e Iron Maiden, de hecho su primer disco, Show no mercy (1983) posee una marcada influencia heavy metal. Sin embargo, con el tiempo descubrieron su propio estilo, mucho más extremo y con una influencia más diabólica. Posterior a su debut, en 1984 salen publicados los epés Haunting the chapel y Live undead, trabajos que comenzaron a construir un sólido respeto dentro del entorno de la banda. 


El álbum Hell awaits (1985) es el primer disco que muestra en todo su esplendor los mejores atributos de Slayer, esa agresión instrumental tan característica, a base de veloces solos que más que virtuosos eran intensos, riffs realmente oscuros y asesinos, sin contar con la rápida técnica de Dave Lombardo, especialista con los dos bombos.

De cualquier manera, lo mejor todavía estaba por venir, Slayer en 1986 lanzó el álbum Reign in blood, una verdadera pieza maestra que sólo se puede llegar a comparar con el “Master of puppets” de Metallica. Hoy en día nadie puede negar la gran trascendencia de ese trabajo, que influenció, influencia y seguirá influenciando a varias generaciones más; de hecho no hay banda dentro del death metal que reniegue tal producción como referencia obligada. Temas tan intensos como "Angel of death" o el clásico "Raining blood’, confirman la calidad instrumental y compositiva de Slayer. 

Su próximo paso fue el álbum South of heaven (1988), el cual en cierta medida "decepcionaba" a los fanáticos que gozaban con su velocidad. Sin embargo, la carencia de urgente celeridad se compensaba con una pesadez tan extrema sólo como Slayer lo podía lograr. Dave Lombardo se "toma unas vacaciones" siendo reemplazado por Tony Scaglione de Whiplash, pero vuelve para grabar el álbum de 1990, Seasons in the abyss, el que retorna a la clásica intensidad de la banda pero con un sonido levemente más comercial, entendiendo los parámetros del grupo. Cortes como ‘War ensemble’ y el mismo Seasons in the abyss llegaron a convertirse en videos favoritos para el programa Headbangers’s Ball de MTV, hecho que los consolidó al frente del movimiento thrash metal junto a sus pares de Metallica. 

Siguiendo con la edición del álbum doble y en vivo de A decade of aggression (1991), Dave Lombardo abandona definitivamente a la banda debido a disputas personales entre Kerry y Jeff, quienes no lo consideraban mucho como un miembro del grupo, incluso –se dice- se oponían a que el baterista llevase a su pareja y nueva familia en gira. Lombardo sigue haciendo música y forma su propio proyecto Grip Inc. Que, a pesar de tener cierto aire a su banda original, su estilo se encasilla en un metal más contemporáneo. Por otro lado, Araya, Hanneman y King contratan al ex-Forbidden, Paul Bostaph como nuevo batería.

Durante los primeros años de la década recién pasada, Slayer no hizo mucho en cuanto a registros, exceptuando la grabación junto a Ice-T de un tema para el soundtrack de la película "Los jueces de la noche” (donde se ocupaba la misma base rasgueada de "Angel of death"). En 1994 se rompe la inactividad con el álbum Divine intervention, disco que puso por primera vez a la banda dentro de los súper ventas en Estados Unidos, debutando en el puesto número 8 en los rankings de Billboard. Sin embargo, ya quedaba atrás toda esa magia de sus primeros días y aunque seguían tan intensos y extremos como siempre, había grandes intereses de marketing y mayor exposición del grupo. 


Como una reacción a la moda del power punk a mediados de los ’90, la banda revisa el hardcore punk con extremada violencia y en 1996 aparece el álbum Undisputed attitude, un disco muy singular que marcaba otra vez el cambio de baterías: salía Bostaph y llegaba el ex-Testament, John Dette. Este álbum incluía sólo covers de bandas hardcore como Discharge y Verbal Abuse, el punk que influenció a Slayer, sin embargo estaba presente "Gemini", una nueva composición que demostraba la pesadez más extrema que pudiese haber alcanzado el grupo.

Al año siguiente vuelve Bostaph y en 1998 publican el álbum Diabolus in musica, donde ya existe otra forma de ver las cosas, otra forma de tocar los instrumentos, otra forma de componer. Sigue siendo Slayer, con cortes igual de densos que siempre, pero todo más "relajado". Lo importante es que a finales de ese año cumplieron su segunda visita masiva a Sudamérica, participando en una nueva versión del festival Monsters Of Rock junto a Iron Maiden, Helloween y Anthrax. Antes ya lo habían hecho en 1994 junto a Kiss y Black Sabbath

Más tarde, en 2001, la banda edita el álbum God hates us all. Tras el lanzamiento de esta producción, Bostaph sale de la banda –se integra a Systematic-, por lo que es reemplazado, nada menos que por Dave Lombardo. Al año siguiente son nominados al Grammy “Mejor Actuación de Heavy Metal”. En 2004, publicaron el DVD “Still reigning”, donde interpretan en vivo el clásico álbum Reign in blood. Ese mismo año lanzan la antología de cuatro discos Soundtrack to the Apocalypse, para volver a las grabaciones en 2006 con el álbum Christ illusion, que los lleva a una nueva gira mundial y continuar, por el momento, con nuevas producciones hasta el año 2010 como el álbum World painted blood (2009) y el recopilatorio The vinyl conflict (2010).

DISCOGRAFÍA selecionada,
EP's y SINGLE:





ÁLBUMES:






Fuente: rateyourmusic.com/rockaxis.com
Fotografía: vk.com
Carátulas discos: lastfm.es

sábado, 29 de julio de 2017

WIM MERTENS


Nacido el 14 de mayo de 1953 en Neerpelt (Bélica), Wim Mertens es un guitarrista, pianista, cantante, compositor y musicólogo que ha realizado conciertos en Europa, Norte y Centro América, Japón y Rusia. A partir de 1980 ha compuesto diferentes piezas, desde canciones cortas hasta complejos movimientos de tres o cuatro partes, y también ha escrito para instrumentos no usuales.


La pasión musical le viene de familia, ya que su padre, Henry Mertens, también ejerció de músico y fue quien inculcó a sus hijos en esta profesión. Estudió Ciencias Sociales y Musicología en las Universidades de Leuven y Gent. Para esta última titulación escribió un trabajo de fin de carrera que, curiosamente, se ha convertido en una guía imprescindible para la actualidad clásica, “American minimal music” (Música minimalista americana), de 1981, que supuso un gran éxito (aunque no discográfico) para el compositor flamenco. Su contacto con la música no llegaría hasta más tarde, ya que, en un principio, desde 1978, estuvo trabajando como productor de programas musicales de la BRT, una cadena de televisión belga, en donde consiguió que pasaran los músicos más importantes y sus favoritos. 


Su relación con la música era poco más que aficionada, ya que sus únicos “conciertos” eran para sus amigos de "Les Disques du Crépuscule", en fiestas privadas. Fueron éstos quienes le pidieron que grabase, ya que él nunca quiso, junto su amigo y compañero en la radio belga (con el que trabajaba en el programa “Funky town”, Gust de Meyer, con el que funda el grupo Soft Verdict en 1981. En el año 1982 es cuando empieza su periplo discográfico, con el lanzamiento del primer disco de su amplia producción, For amusement only, una pieza electrónica puramente experimental donde se entremezclan sonidos de “pinballs” con otros instrumentos, después de otro disco un tanto desapercibido y del mismo año, At home, not at home, reeditado posteriormente el año 2001.



Sus trabajos de esta época con el grupo están basados todos ellos en la experimentación, y primero fueron presentados bajo el pseudónimo de esta formación, junto a otros como los álbumes Vergessen (1982), el archiconocido Close cover (1983), Struggle for pleasure (1983, sus dos primeros éxitos, ya mencionados, y que son clásicos del artista), y A visiting card (1984), aunque años después todos estos discos serían relanzados con el nombre del compositor. 


No es hasta el año 1.985 cuando comienza su andadura en solitario. De aquí (esta grabación fue primero presentada con el nombre del grupo) es todo un hito para la clásica Maximizing the audience, en donde Mertens, cogiendo el “score” de un programa televisivo y dándole un toque religioso, consigue hacer un magnifica grabación. No solo es peculiar por esto, sino también porque es aquí donde aparece la voz del autor usada en falsete y recitando cánticos ininteligibles y sin sentido aparente. ¿La razón? Son palabras de musicología, que riman con la música que toca y que hacen que suene todavía mejor 

Además de éste, los otros álbumes de piano y voz del artista son A man of no fortune and with a name to come (1986), After virtue (1988), Stratégie de la rupture (1991), Epic that never was (1994), Jérémiades (1995), y Der heisse brei (2000). El resto de sus trabajos, ninguno con desperdicio, son los álbumes, EP's y singles: Instrumental songs (1986), Educes me (1987), Motives for writings (1989), No testament (1990), Huf huf (1991), "Houfnice" (1992), Shot and echo (1993), A sense of place (1993), Jardin clos (1996), "As hay in the sun" (1996), Sin embargo (1997, un regreso a otro instrumento donde guarda un fiel dominio: la guitarra), Integer valor (1998), In 3 or 4 days (1998), And bring you back (1998), todos ellos unidos a los recopilatorios y discos retrospectivos que recogen toda su carrera.

Aparte quedan sus pocas colaboraciones para películas, de las que la más famosa es The belly of an architect (1987), la primera, hecha para la película de Peter Greenaway, donde tan solo aparecen 2 temas nuevos. Junto a ésta, están 4 más: la cinta francesa antimilitarista, ambientada en la guerra civil española, Fiesta, dirigida por Pierre Boutron en 1995, las belgas Lisa (Jay Keymeulen, de 1996), Entre dos mares-Li (Marion Hansel, de 1996, pero es exactamente el mismo disco de A man of no fortune...), y la última y también la de mayor prestigio junto a la primera de ellas, Father Damien, de 1999, de Paul Cox, más 4 exóticas producciones de mínimo renombre (y una quinta desconocida). 



El prolífico compositor ha seguido editando en el siglo XXI más de una veintena de nuevos registros. Se puede decir que hay 3 músicos en la actualidad clásica que pasarán a la historia y ellos son: Philip Glass (el cerebral, pero no por ello peor, y el renovador e instaurador del minimalismo), Michael Nyman (su parte europea, el artífice de su desarrollo, el instaurador, y el más emocional), y Wim Mertens (el lírico, y una perfecta muestra de los dos anteriores).




DISCOGRAFÍA seleccionada:


 

 










 




 

 
Fuente: filomusica.com
Fotografía: way2enjoy.com
Carátulas discos: amazon.com/lastfm.es/cdandlp.com/discogs.com/cduniverse.com/popscreen.com/abandomobiez.net/rateyourmusic.com